lunes, 21 de noviembre de 2016

Truco nº 21: Pelar calabaza con ayuda de un microondas

¿No estás cansada de dejarte las manos y los brazos al pelar una calabaza? A mi hasta que descubrí este truco que leí en una revista con ya unos añitos, sólo pensar que tenía que pelarla, me hacía olvidar preparar cualquier cosa con este alimento.


Pero probé el truquito (he de decir que sin demasiada confianza) y parece que ha funcionado. Eso sí, con la ayuda de un microondas.

Lo primero que hemos de hacer es cortar los extremos o tapas de la calabaza. Después, con un tenedor, agujereamos bien su piel.

Ponemos la calabaza en un recipiente apto para el microondas y la dejamos a potencia máxima entre 5 y 10 minutos. Si ves que la piel aún no sale sin esfuerzo, puedes dejarla unos minutos más.

En el mío con ocho minutos suele bastar, pero mi microondas tiene ya unos añitos y esto es como los hornos, cada uno es un mundo.

Después, ya podemos pelar la calabaza, con mucho menos esfuerzo del que empleariamos a la fuerza bruta.

Espero que este truquito os arregle tanto como a mí.



viernes, 4 de julio de 2014

Truco nº 20: Patatas fritas siempre crujientes

Las patatas fritas nos encantan, pero bien fritas. Es indiferente si te gustan más tostadas o más blancas, lograr la patata frita ideal no solo depende de nuestros gustos sino también de la habilidad del cocinero y del tipo de patata.

Cuando una patata no se fríe bien suele echarse la culpa a la patata, pero la mayoría de las veces depende más de nuestra propia pericia.

Aquí van mis consejos para freir patatas y que te queden la mayor parte de las veces espectaculares:

1. Si sabes que vas a comer patatas fritas al dia siguiente, pelalas, cortalas y dejalas en un recipiente cubiertas de agua fria y en la nevera. Por muy mala que sea la patata, seguro que el tratamiento en agua fría le ayuda a freir mejor y a perder el almidón.

2. Procura partir la patata en trozos de igual tamaño, para que todas se frían por igual.

3. El aceite tiene que estar bien caliente, pero no hirviendo, si no se tostará muy rápido por fuera y se quedará cocida o cruda por dentro. Echa un apatata y cuando comience a freirse será el momento de echar las demás. Es mejor freir por tandas y no echar excesivas patatas o se coceran.

4. Hay que tener paciencia y mover con frecuencia. Las patatas fritas se hacen muy rápido, pero tardarás unos diez minutos como mínimo en freírlas correctamente, así que dedicales su tiempo y disfrutarás del resultado.

viernes, 27 de junio de 2014

Truco nº19: ¿Cómo saber si un huevo está en buen estado?

Huevos flotantes...deséchalos al instante
Los huevos, ese gran aliado en la cocina y con el que tantas precauciones hay que tomar.

Una cosa curiosa de los huevos, es que, por norma general, traen etiquetada la fecha de caducidad en el cartón, pero no impresa en cada huevo, al menos no de forma entendible. Que digo yo, ya que les ponen tantos numeritos, podían poner cuatro más e incluir el dia y mes de caducidad. Algunas granjas hasta tienen esa cortesía con el consumidor final, pero no es lo normal.

Si conservamos el huevo en el propio cartón es posible que tengamos presente siempre la caducidad del mismo, pero en el momento en el que lo colocamos en la huevera de la nevera podemos despedirnos de saber con exactitud cual es la fecha apta par el consumo.

¿No te ha pasado irte unos dias de vacaciones y a la vuelta no saber exactamente desde cuando tienes esos huevos metidos en la nevera?

Una prueba infalible es la del agua fría. Necesitamos una jarra  transparente con agua bien fría. Introducimos el huevo y esperamos a ver en que dirección va. Si el huevo flota, puedes ir abriendo el cubo de la basura, se ha pasado de fecha. Si el huevo se hunde (y cuanto más cerca del fondo mejor) está aun en buen estado.

Realmente sólo se hundirán por completo los huevos frescos puestos en el dia, así que no te preocupes si ves que aunque en el fondo, el huevo se pone de pie, eso sólo significa que no es del día. Lo más importante es que no lo veas flotando cual barquito en el mar, porque entonces es mejor olvidarse por completo de él.






miércoles, 18 de junio de 2014

Truco nº 18: Desgrasar un caldo

Cuando hacemos caldo casero tenemos el problema de que conserva toda la grasa de la carne que hayamos utilizado. Si por cuestiones dietéticas, de salud o por el motivo que sea necesitamos un caldo desgrasado, hay un truco fácil para obtener unicamente el caldo sin la grasa.

Una vez que tenemos el caldo preparado lo volcamos en un recipiente y lo dejamos enfriar, lo metemos en la nevera y lo dejamos hasta el dia siguiente. Al cogerlo veremos que el caldo está separado en dos capas, la de abajo, nuestro caldo, (líquido) y la parte superior, gelatinosa, es la grasa. Sólo tenemos que retirarla con una cuchara, con mucho cuidado para que no se nos mezcle con el caldo  y estará desgrasado y apto para muchos regímenes.

martes, 28 de enero de 2014

Truco nº 17: Toallitas quitamanchas.

Si eres madre ya sabes la potencia limpiadora de las toallitas para bebés. Increíble ¿verdad? a veces me pregunto que les echan para que además de llevarse todo lo que nuestros peques son capaz de desalojar de sus cuerpecitos sean tan eficaces como quitamanchas.

Entre sus ventajas está que las venden en paquetitos de viajes que puedes llevar siempre en el bolso porque además son útiles para otras cosas (cosa que no ocurre con el quitamanchas tradicional, no es algo que suelas echar en el bolso). Suelen ser eficaces casi todas las marcas, aunque yo solo uso las marcas blancas de superficies como Mercadona o DIA.

Son eficaces contra distinto tipos de manchas, lo ideal es frotar la mancha (aceite o chocolate por ejemplo) con la toallita en el mismo momento en que nos hacemos la mancha, y lavar después la prenda. No suele quedar ni rastro.

También es posible que hayas lavado la prenda y no seas consciente de la mancha hasta pasado un tiempo, con lo cual esta se ha resecado y parece imposible de sacar. A mi me funciona lo siguiente. SE frota la mancha incrustada con la toallita, cuando se ve reblandecida, se lava la prenda a mano, y a continuación se mete en la lavadora. Y no se me suelen resistir ninguna mancha de comida

martes, 21 de enero de 2014

Truco nº 16: Contra la garganta irritada

Este truco es un remedio casero para el dolor de garganta y la afonía. Tendría yo unos doce años cuando mi madre tuvo afonía debido a los procesos catarrales varias veces seguidas. En una de esas veces la dueña de una mercería donde comprábamos, le dijo que hiciese el siguiente mejungue:

* Se hace una infusión de orégano con dos o tres cucharaditas de orégano. Se le añade el zumo de un limón y 1 cucharada  sopera de miel. Y se toma tres veces al día durante tres días.

Mi madre recuperó su voz, y empezó a aplicarnos el remedio cada vez que teníamos dolor de garganta. Aviso, sabe a rayos o peor, pero alivia muchísimo el dolor y la irritación, y que yo sepa, con este remedio nunca he perdido la voz.

martes, 14 de enero de 2014

Truco nº 15: Limpiacristales perfecto

Si te has quedado sin limpiacristales o el que tienes no te convence mucho puedes probar con este limpiacristales casero que hacía mi abuela. Si, es mucho más barato, y te deja los cristales como nuevos, pero a mi me cuesta soportar el olor.

Mezcla una parte de amoniaco con dos de agua (utilizando la misma medida para los dos componentes). Y ya está.

Utiliza un trapo mojado con esta mezcla para lavar el cristal y con otro lo secas. Limpia fenomenal y deja un brillo muy bonito.