miércoles, 10 de mayo de 2017

Truco nº 23: Cómo hacer pan rallado casero

Una de las cosas que más rabia me da, es tener que tirar pan. El pan diario, es uno de esos elementos que cuesta calcular cuanto necesitarás, así que hay dias que sobra muchisimo y otros que te falta y has de recurrir a otro tipos de panes que envjezcan menos rápido.

Pues bien, si no te gusta tirar el pan aunque esté duro, y no tienes vecina a la que dárselo para que lo aproveche como alimento para las gallinas, puedes elaborar con él pan rallado casero. Siempre que tengas un recipiente bien seco y aislado de la humedad donde reservarlo, te aguantará bastante tiempo.

Es más barato que el que compramos en la tienda y más rico. Te servirá para hacer unos empanados deliciosos.

Su preparación es muy sencilla, tan sólo necesitas un rallador, pan duro, un bote hermetico bien seco y paciencia.

Preparación
Cuando tengas una barra de pan duro, utiliza el rallador para hacerlo migas (cuanto más pequeño sea la medida de rallado, más fino y pulverizado será el pan que obtengas) y cuando hayas terminado de rallar el pan, lo guardas en un bote de plástico u otro apropiado.

Y ya está, ya has realizado un ahorro doble: el primero el pan que no tiras, y el segundo el pan rallado que te ahorras comprar.

Por si hay dudas en como hay que hacerlo, aquí va un vídeo:



 

viernes, 24 de febrero de 2017

Truco nº 22: Ambientador casero anti-tabaco

Uno de los olores más molestos que puede impregnar ropas, paredes y el aire que respiramos es el olor de tabaco. Hay en muchos hogares donde aun hay miembros que fuman y su "aroma" es a veces molesto. Este truquillo que traemos hoy, te permitirá hacer un ambientador casero que absorbe el olor de los malos humos y deja una suave fragancia a limón durante cuatro o cinco días. Lo mejor es que es absolutamente natural. Pruébalo y si te gusta ¡difúndelo!.


Ambientador casero absorbeolores

Necesitamos:
1 limón
sal

Preparación
Cortamos el limón  por la mitad transversalmente, en cada mitad del limón realizamos un corte en cruz de tal forma que se abra sin llegar a romperse. Cubrimos toda la pulpa a la vista con sal (gorda o de mesa), y lo colocamos en la sala de la que deseamos quitar los malos olores.

También se puede utilizar para absorber lo olores de la nevera.